Como norma general es suficiente con limpiarla con un chorro de agua clara y  pasarle un cepillo blando. Procura que el chorro de agua no sea a gran presión. Emplear algún producto adecuado para la lona y dejarlo actuar durante unos minutos, enjuagarlo con abundante agua y después dejarlo secar bien para que no se forme moho en la superficie de la lona. Si el toldo es de fibra acrílica teñida no necesitará mucho mantenimiento ya que conserva el brillo con el paso del tiempo y además impide que se incruste el polvo. Con que se cepille adecuadamente cada cierto tiempo será suficiente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest